Ondas
galaxy.jpg

Las ondas son el lenguaje del Universo

 

Las ondas son el medio por el que pasa la energía. La energía se puede comparar con la electricidad y las ondas con la onda eléctrica. Una onda es vibración y transmite un tipo de energía y su propia información. Las ondas son el lenguaje del Universo, la herramienta que administra el Universo, y también el medio para coordinar y manejar a todas las criaturas. A través de las ondas, el ser humano puede comunicarse con todas las criaturas.

 

En el Universo hay diez dimensiones e innumerables reinos. Las ondas que cada dimensión o reino está usando son diferentes entre sí. Hay alrededor de quinientos mil tipos de ondas que se utilizan en el Universo, y los humanos pueden escuchar del diez al veinte por ciento de ellas como máximo.

 

La onda de la Tierra es beta (7,5 Hz) y el ancho de vibración es muy grande. Por otro lado, la onda del Universo es alfa (por debajo de 0,1 Hz). La onda alfa no tiene bamboleo ni oscilación. Tampoco hay ondas mentales en la onda alfa. La onda de la Naturaleza Original es esta onda alfa, y la de la energía del Universo también. La Práctica Seongue usa la energía del Universo porque ella tiene la misma onda que la Naturaleza Original. A través de la respiración Danyón usando la energía del Universo, podemos bajar las ondas cerebrales y calmar la mente. Esto hace posible acercarse a la Naturaleza Original.

 

Otras prácticas energéticas utilizan métodos que generan continuamente ondas beta. A través de las ondas beta, no es posible encontrar la Naturaleza Original ni progresar más.

 

Las ondas del cerebro son iguales al estado de nuestra respiración

 

Ondas cerebrales altas y cortas: respiración corta y jadeante

 

Ondas cerebrales bajas y largas: respiración larga y profunda

 

Cuando las ondas del cerebro son altas y cortas, su mente se vuelve apresurada, irritada, nerviosa o ansiosa. En este estado, su respiración es corta y jadeante. De lo contrario, cuando las ondas del cerebro son bajas y largas, su mente se vuelve serena, pacífica y tolerante. Su mente es más estable y, por supuesto, puede vivir con paz interior. En este estado, su respiración es larga y profunda.

En resumen, necesitamos estabilizar nuestra respiración, primero, para estabilizar nuestras mentes. Para calmar la mente, necesitamos bajar las ondas cerebrales, y esto es posible al respirar profundamente. Podemos bajar y calmar las ondas cerebrales a través de la práctica de la respiración. Esto nos permite calmar nuestra emoción y controlar nuestra mente.